El Euribor se hunde al mínimo y prolonga la era de las hipotecas baratas.

El anuncio de estímulos monetarios lleva la rentabilidad del bono español a su nivel más bajo, pero lastrará aún más la remuneración del ahorro.

Hace poco más de un año se daba por hecho que el Euribor había tocado fondo y antes o después sería el fin de las hipotecas baratas. Sin embargo, las últimas decisiones de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) han hundido el Euribor, que ha alcanzado un nuevo mínimo histórico al pulverizar la barrera del -0,2%, lo que podría abaratar más el crédito.

El índice de referencia para la mayoría de hipotecas inició en abril del año pasado un progresivo repunte y en once meses pasó del -0,19% al -0,10%. Esta nueva tendencia alcista se revirtió cuando el pasado marzo el BCE aplazó hasta 2020 una eventual subida de los tipos y anunció nuevas subastas de liquidez. Y cuando esta semana abrió la puerta a reactivar la compra de deuda y rebajar tipos, la caída se aceleró. ¿Cómo afecta al consumidor? En función de cómo cierre junio el Euribor (la media mensual está ahora en el -0,176%), quienes tengan una hipoteca a tipo variable y les toque revisión este mes, sufrirán una tímida subida en la cuota si el índice queda por debajo del -0,181% de junio de 2018. Pero si con las últimas caídas y lo que haga la próxima semana el Euribor cierra por encima, se aprovecharán de una ligera rebaja.

Quienes estén a punto de hipotecarse tendrán más posibilidades de obtener del banco un préstamo a un tipo de interés menor que en los últimos meses. Además, la competencia entre entidades sigue siendo muy elevada, lo que también se está traduciendo en una batalla comercial en precios.

El descenso del Euribor, que en 2008 llegó al 5,4% y lleva casi tres años y medio en tasas negativas, se ha traducido en un gran ahorro para los hipotecados. Como informó ABC, los hogares Los principales bancos centrales han frenado en seco la normalización de la política monetaria y tanto el Banco Central Europeo (BCE) como la Reserva Federal de EE.UU. se plantean nuevos estímulos monetarios. Pero no ocurre lo mismo en todo el mundo. El Norges Bank, el banco central de Noruega, ha elevado esta semana los tipos del 1% al 1,25% y ha avanzado que subirá nuevamente la tasa a lo largo de 2019. han ahorrado 17.192 millones de euros de 2008 a 2018 en los intereses que abonan por sus préstamos, según cálculos de BBVA Research. En 2008 el tipo de interés medio de las nuevas hipotecas superó el 6%, según cifras del Banco de España; ahora se firman al 2,15%.

Ahora mismo, las entidades ofrecen hipotecas a tipo variable al Euribor más un diferencial de entre el 0,9% y el 2% aproximadamente según se contraten más o menos productos. Por su parte, las hipotecas a tipo fijo rondan el 2,5%. Lo que no se va a producir, por mucho que baje el Euribor, es que el banco pague al cliente: de hecho, la nueva ley de crédito inmobiliario aclara que el tipo de interés mínimo será siempre el 0%.

La actual política monetaria beneficia también a otros grandes deudores: los bajos tipos y las compras de deuda han permitido a los Estados reducir al mínimo su coste de financiación. La rentabilidad del bono español a 10 años, por ejemplo, ha descendido en los último días del 0,4%, su mínimo histórico.

Aurelio García, director del MBA de especialización en Finanzas del IEB atribuye esa baja rentabilidad del bono español a «la demanda masiva de títulos, ya que el bono alemán a diez años da una rentabilidad negativa, y a la mucha incertidumbre que genera Italia por su desafío a Bruselas y la situación anémica de su banca y la mejor situación económica de España».

¿Durante cuánto tiempo más se va a prolongar el Euribor en negativo? «No creo que antes de 2020 haya una variación significativa», señala Luis Fernando Utrera, profesor del máster en Bolsa y Mercados Financieros del IEB, quien estima que afectará al consumidor.

Hace poco más de un año se daba por hecho que el Euribor había tocado fondo y antes o después sería el fin de las hipotecas baratas. Sin embargo, las últimas decisiones de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) han hundido el Euribor, que ha alcanzado un nuevo mínimo histórico al pulverizar la barrera del -0,2%, lo que podría abaratar más el crédito.

El índice de referencia para la mayoría de hipotecas inició en abril del año pasado un progresivo repunte y en once meses pasó del -0,19% al -0,10%. Esta nueva tendencia alcista se revirtió cuando el pasado marzo el BCE aplazó hasta 2020 una eventual subida de los tipos y anunció nuevas subastas de liquidez. Y cuando esta semana abrió la puerta a reactivar la compra de deuda y rebajar tipos, la caída se aceleró. ¿Cómo afecta al consumidor? En función de cómo cierre junio el Euribor (la media mensual está ahora en el -0,176%), quienes tengan una hipoteca a tipo variable y les toque revisión este mes, sufrirán una tímida subida en la cuota si el índice queda por debajo del -0,181% de junio de 2018. Pero si con las últimas caídas y lo que haga la próxima semana el Euribor cierra por encima, se aprovecharán de una ligera rebaja.

Quienes estén a punto de hipotecarse tendrán más posibilidades de obtener del banco un préstamo a un tipo de interés menor que en los últimos meses. Además, la competencia entre entidades sigue siendo muy elevada, lo que también se está traduciendo en una batalla comercial en precios.

El descenso del Euribor, que en 2008 llegó al 5,4% y lleva casi tres años y medio en tasas negativas, se ha traducido en un gran ahorro para los hipotecados. Como informó ABC, los hogares Los principales bancos centrales han frenado en seco la normalización de la política monetaria y tanto el Banco Central Europeo (BCE) como la Reserva Federal de EE.UU. se plantean nuevos estímulos monetarios. Pero no ocurre lo mismo en todo el mundo. El Norges Bank, el banco central de Noruega, ha elevado esta semana los tipos del 1% al 1,25% y ha avanzado que subirá nuevamente la tasa a lo largo de 2019. han ahorrado 17.192 millones de euros de 2008 a 2018 en los intereses que abonan por sus préstamos, según cálculos de BBVA Research. En 2008 el tipo de interés medio de las nuevas hipotecas superó el 6%, según cifras del Banco de España; ahora se firman al 2,15%.

Ahora mismo, las entidades ofrecen hipotecas a tipo variable al Euribor más un diferencial de entre el 0,9% y el 2% aproximadamente según se contraten más o menos productos. Por su parte, las hipotecas a tipo fijo rondan el 2,5%. Lo que no se va a producir, por mucho que baje el Euribor, es que el banco pague al cliente: de hecho, la nueva ley de crédito inmobiliario aclara que el tipo de interés mínimo será siempre el 0%.

La actual política monetaria beneficia también a otros grandes deudores: los bajos tipos y las compras de deuda han permitido a los Estados reducir al mínimo su coste de financiación. La rentabilidad del bono español a 10 años, por ejemplo, ha descendido en los último días del 0,4%, su mínimo histórico.

Aurelio García, director del MBA de especialización en Finanzas del IEB atribuye esa baja rentabilidad del bono español a «la demanda masiva de títulos, ya que el bono alemán a diez años da una rentabilidad negativa, y a la mucha incertidumbre que genera Italia por su desafío a Bruselas y la situación anémica de su banca y la mejor situación económica de España».

¿Durante cuánto tiempo más se va a prolongar el Euribor en negativo? «No creo que antes de 2020 haya una variación significativa», señala Luis Fernando Utrera, profesor del máster en Bolsa y Mercados Financieros del IEB, quien estima que afectará al consumidor.

Noruega se desmarca y sube los tipos de interés.

Consecuencias de la política del BCE.

ABC 22-06-19 – Distribuido por MyNews

El Banco de España prevé un alza del precio de las hipotecas.

Apunta a un encarecimiento de los tipos de interés y al endurecimiento de las condiciones de acceso al crédito.

El Banco de España señala que la nueva ley hipotecaria, que entrará en vigor el 16 de junio, encarecerá los créditos inmobiliarios. El supervisor nacional destaca en el Informe Trimestral de la Economía Española, publicado ayer, que la limitación de las comisiones para la amortización anticipada de un préstamo a tipo fijo ‘podría propiciar un cierto aumento de los tipos de interés de los nuevos préstamos’, especialmente en el caso en los que se aplica este tipo. Cabe recordar que la normativa obliga a las entidades a limitar al 2 por ciento del capital amortizado la comisión máxima en el caso de que el cliente cancele la hipoteca de forma anticipada en los diez primeros años de vida, y del 1,5 por ciento, a partir de los 11 años. Antes de esta ley, el banco y el cliente pactaban esta comisión. 

                                Fachada Banco de España.

Asimismo, el organismo encabezado por Pablo Hernández de Cos también señala que las entidades podrían ‘endurecer’ las condiciones para acceder a una hipoteca, puesto que en caso de impago, tardarán más tiempo en recuperar la deuda. La nueva ley amplía el plazo para que la banca pueda ejecutar la vivienda a un año de impago o del 3 por ciento del capital del préstamo durante la primera mitad de vida del mismo, o a 15 meses de impago o el 7 por ciento del capital, en la segunda mitad de la hipoteca. No obstante, el Banco de España desinfla la alarma al considerar que el coste de las nuevas hipotecas también dependerá de las decisiones que tomen las entidades ante una posible mayor competencia, alineándose así en consonancia con las expectativas de los principales bancos del país, que aseveran que ajustarán los precios a la oferta. Del mismo modo, el organismo apunta a que la menor litigiosidad que habrá en este segmento ante la exigencia de la norma de dar mayor información al cliente, podría repercutir en positivo en los precios.

Una de las grandes novedades de esta ley es la atribución de todos los gastos hipotecarios, a excepción de la tasación de la vivienda, a las entidades financieras, asumiendo casi el 90 por ciento del coste de la conformación de la escritura.

POR LA NUEVA LEY DE PRÉSTAMOS INMOBILIARIOS.

 

 

 

 

 

LAS GRANDES INMOBILIARIAS PRÉVEN UN CICLO SÓLIDO PARA LOS PROXIMOS AÑOS.

Las empresas calculan un crecimiento del sector que puede llegar hasta 2022 Miran al exterior y a la inestabilidad política en España como amenazas.

 Al actual ciclo alcista en el inmobiliario, comenzado a partir de 2014, le quedan unos cuantos años de crecimiento sólido, sobre todo en la construcción de vivienda nueva, como señalan los seis primeros ejecutivos de las grandes empresas del sector: las socimis Merlin y Colonial (presentes en el Ibex) y las promotoras Neinor, Aedas, Metrovacesa y Vía Célere, consultados sobre sus previsiones de futuro.

Dentro del inmobiliario, la recuperación ha sido muy rápida en el sector terciaretail, hoteles rio (oficinas, o logística) con récords de inversión en los últimos años, especialmente por la aparición de socimis y la apuesta de los inversores internacionales. “En ausencia de externalidades el ciclo alcista debería llegar hasta, al menos, 2022. Las externalidades pueden venir de un shock geopolítico o económico mundial, como un conflicto mundial, una recesión en EE UU o una fuerte ralentización del crecimiento en China que acabe por afectar a Europa, o de factores de política interna en España como la tensión por la situación de Cataluña o la inestabilidad política, que impide acometer reformas económicas serias y muy necesarias”, opina Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties. “Lo que mata a los mercados y a la economía en general es la incertidumbre y la inseguridad, especialmente la inseguridad jurídica que provocan los bandazos de los países por cambios bruscos de orientación política de la economía por sus gobiernos”, añade el directivo. Señala, de hecho, a las amenazas externas (geopolítica y económica) y a las “internas por la amenaza secesionista o la extrema inestabilidad del panorama político”.

Juan José Brugera, presidente ejecutivo de Inmobiliaria Colonial y del Círculo de Economía corrobora la idea de una continuidad con el ciclo alcista: “La evolución del sector es paralela a la economía. Aunque con mayor moderación en las cifras de crecimiento, los fundamentales que impulsan la economía española se mantienen firmes y sólidos, por lo que nada debería cambiar al menos en los dos o tres próximos años”. Bajo su punto de vista, el inmobiliario patrimonialista (de este tipo de activos terciarios dedicados al alquiler) es un sector más estable: “Un segmento con probada capacidad de resiliencia en MADRID.

Ismael Clemente Juan José Brugera Jorge Pérez de Leza.

CONSEJERO DELEGADO DE MERLIN PROPERTIES PRESIDENTE DE INMOBILIARIA COLONIAL CONSEJERO DELEGADO DE METROVACESA.

Pulso al sector inmobiliario.

 

La venta de pisos se moderará en 2019.

El mercado inmobiliario continuará creciendo en 2019, pero a menor ritmo que este año. CaixaBank Research pronostica que las compraventas de pisos crezcan un 7,3%, frente al 11,8% previsto para este año. La entidad considera que será una “gra”Venimos de tasas de crecimiento notables y en los próximos trimestres llegará una desaceleración, pero una desaceleración en positivo”, afirmó ayer Oriol Aspachs, director de Macroeconomía y Mercados Financieros de CaixaBank Research, insinuando que el mercado podría sobre calentarse si mantuviera los crecimientos de los últimos años. En el primer informe específico sobre el sector inmobiliario que elabora la entidad aparece un horizonte soleado, con escasos nubarrones que, cuando aparecen, se refieren especialmente a la morosidad de los créditos hipotecarios que todavía se arrastra de la crisis.

Ni preocupa el crecimiento del 30% en la petición de visados de obra nueva, ni el número de 558.000 viviendas que se comprarán, ni la escalada de los precios (un 5,7%, según los datos de transacciones del INE) que se esperan para el próximo año, ni que la nueva producción de crédito hipotecario crezca por encima del 10%.

“La oferta de vivienda tiene todavía un importante recorrido por delante, y prevemos que siga avanzando de forma sostenida durante los próximos años”, reza el documento, cuyos autores creen que la aparición de nueva oferta podrá ser absorbida por la demanda. Confían en la reducción del paro y en la mejora disponible de la renta bruta de los hogares, que crecerá un 4,5% el próximo año.

Pero ponen énfasis también en que no contemplan que los tipos de interés superen el 0,75% en dual normalización” del sector tras las subidas por encima de los dos dígitos registradas en los últimos años y resta trascendencia al impacto de la subida de tipos de interés provocada por el cambio en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que está retirando sus estímulos.

2020. Si alcanzaran ese umbral, el esfuerzo (porcentaje de la renta familiar destinada a pagar cuotas en el primer año) de comprar una vivienda aumentaría del 32,1% actual a un 34,6%. Y si ese escenario contempla un interés del 2%, el esfuerzo alcanzaría el 38,8%, todavía lejos del 52,8% que se alcanzó en 2008.

Sí avisa CaixaBank Research de que las tensiones para adquirir pisos en los centros de las principales ciudades y centros turísticos se está expandiendo.

Fuente diario El Pais.

 

LAS CLAVES A TENER EN CUENTA PARA COMPRAR UNA CASA.

Este 2018 ha arrancado con la confirmación de que el mercado inmobiliario continua al alza con una subida de 18`1 % respecto al mismo mes del 2016 según datos publicados por el instituto nacional de estadística (INE). Ahora los precios se han estabilizado en casi toda España excepto en ciudades como Barcelona y Madrid . Se recomienda para comprar tener una economía de al menos 30% del precio de compra, tener un trabajo indefinido y hacer con una inmobiliaria de confianza , lo que permitirá tener una valoración del activo razonable y ayudar a encontrar un crédito en buenas condiciones haciendo una negociación personal y no generalizada o sin estudio anterior del cliente. Actualmente se recomiendan hipotecas a intereses fijos, ya que los economistas predicen un posible repunté del Euribor en los próximos meses Llevar a cabo todos los trámites necesarios para la compra de una casa por extranjeros .asegurar tanto al vendedor como al comprador efectuar una venta o compra con todas las garantías de ley y sin pérdidas de tiempo. La compra de un inmueble es la compra más grande de nuestra vida y es bueno no llevarse desilusiones o sorpresas. Para ello debemos hacer con un profesional que nos escuche y perfile nuestra personalidad y medios económicos.                                

El ladrillo es la única inversión estable a largo plazo en el cual el inversor medio puede guardar su dinero sin tener grandes conocimientos del mercado financiero este tan volátil en los últimos tiempos y si la rentabilidad no es tan alta como se quisiera tampoco hay un sustituto valido y estable que ofrezca mayor rentabilidad actualmente.

                                                      Julen.