La venta de pisos se moderará en 2019.

El mercado inmobiliario continuará creciendo en 2019, pero a menor ritmo que este año. CaixaBank Research pronostica que las compraventas de pisos crezcan un 7,3%, frente al 11,8% previsto para este año. La entidad considera que será una “gra”Venimos de tasas de crecimiento notables y en los próximos trimestres llegará una desaceleración, pero una desaceleración en positivo”, afirmó ayer Oriol Aspachs, director de Macroeconomía y Mercados Financieros de CaixaBank Research, insinuando que el mercado podría sobre calentarse si mantuviera los crecimientos de los últimos años. En el primer informe específico sobre el sector inmobiliario que elabora la entidad aparece un horizonte soleado, con escasos nubarrones que, cuando aparecen, se refieren especialmente a la morosidad de los créditos hipotecarios que todavía se arrastra de la crisis.

Ni preocupa el crecimiento del 30% en la petición de visados de obra nueva, ni el número de 558.000 viviendas que se comprarán, ni la escalada de los precios (un 5,7%, según los datos de transacciones del INE) que se esperan para el próximo año, ni que la nueva producción de crédito hipotecario crezca por encima del 10%.

“La oferta de vivienda tiene todavía un importante recorrido por delante, y prevemos que siga avanzando de forma sostenida durante los próximos años”, reza el documento, cuyos autores creen que la aparición de nueva oferta podrá ser absorbida por la demanda. Confían en la reducción del paro y en la mejora disponible de la renta bruta de los hogares, que crecerá un 4,5% el próximo año.

Pero ponen énfasis también en que no contemplan que los tipos de interés superen el 0,75% en dual normalización” del sector tras las subidas por encima de los dos dígitos registradas en los últimos años y resta trascendencia al impacto de la subida de tipos de interés provocada por el cambio en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que está retirando sus estímulos.

2020. Si alcanzaran ese umbral, el esfuerzo (porcentaje de la renta familiar destinada a pagar cuotas en el primer año) de comprar una vivienda aumentaría del 32,1% actual a un 34,6%. Y si ese escenario contempla un interés del 2%, el esfuerzo alcanzaría el 38,8%, todavía lejos del 52,8% que se alcanzó en 2008.

Sí avisa CaixaBank Research de que las tensiones para adquirir pisos en los centros de las principales ciudades y centros turísticos se está expandiendo.

Fuente diario El Pais.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *